¿Quién no conoce alguna de las aventuras de Odiseo (Ulises para los romanos), aunque no haya leído el poema homérico?

Me ha costado decidirme finalmente por esta obra como la primera a la que dedico un espacio en la categoría “Las aguas del río Grisel”, por varios motivos: el primero, que se trate de una obra muy conocida y, el segundo, la resistencia a no escribir en primer lugar sobre la Biblia, otro libro cuyo mensaje me ha fascinado siempre y al que dedicaré otra entrada.

La Odisea está presente en las páginas de mi fantasía épica, ¿cómo no? Al fin y al cabo, esta es una aventura motivada por el amor a la familia y a la tierra y en la que los protagonistas son objeto de las arbitrariedades de los poderosos, están sometidos a fuerzas desconocidas y siempre anhelan la justicia para los suyos y el buen recuerdo de su nombre. La obra de Homero siempre ha fascinado por sus valores, insertados en el origen de nuestra cultura, por el aroma de la sencillez, casi un cuento, que es capaz de mezclar en el mismo pasaje la heroicidad de la lucha contra monstruos desconocidos y la belleza presente en una simple flecha, usando adjetivos para nosotros prácticamente  huecos por el desgaste de su uso, pero que en el relato del rapsoda griego resuenan con todo el sentido de palabras recién pronunciadas.

En la literatura reciente, el viaje a casa de Odiseo ha inspirado a muchos autores. Una de sus interpretaciones más importantes es el de la vuelta al origen, la de superar una serie de pruebas (la vida, que es una continua lucha) para lograr alcanzar las riendas de la propia vida, para volver a ser quien se es, para echar de nuestra vida aquello que nos neutraliza, que nos aliena, o que nos resulta tóxico, diríamos en expresión más actual.

Todo esto está en Stonemarten, una Ítaca de ida y vuelta, que ha de ser recuperada de sus usurpadores, a la vez que los protagonistas realizan no solo un viaje físico, sino un periplo interior que los liberará de sus resistencias más íntimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s